4/30/2007







PABLO DE LA TORRIENTE BRAU


Al hablar de los voluntarios de la libertad cubanos es imprescindible situarnos en la aportación de Pablo de la Torriente en este proceso por diversas circunstancias.La primera de ellas y más llamativa fue su temprana muerte en España y el modo en que esta se produjo.Igualmente hemos de considerar el impacto emocional que supone en Cuba el conocimiento de la muerte de Torriente en combate.Abiertamente podemos afirmar que se dio un antes y un después en los movimientos de solidaridad con la España republicana desde Cuba con punto de inflexión en la llegada de la noticia de la muerte en combate de Pablo a la isla, lo que convulsionó a la sociedad progresista que en muchos casos vario sensiblemente su implicación en favor de la República española.Para entender este punto es preciso adentrarnos en la biografía de Pablo de la Torriente que nos ofrece elementos propios de "leyenda revolucionaria".

Nació Pablo de la Torriente el doce de Diciembre de 1901 en San Juan de Puerto Rico,por tanto,no nació en Cuba.Hijo del profesor Félix de la Torriente que nació en Hermosa(Santander) y que fue llevado a Cuba con cinco años donde vivió hasta su adolescencia cursando Derecho y Filosofía y trasladándose a Madrid donde terminó sus estudios y de allí a Puerto Rico a donde llegó con el empleo de secretario del último Gobernador español de la isla que falleció al día siguiente al de su llegada por lo que hubo de recurrir a recomendaciones que había buscado en España, una de las cuales estaba dirigida a Salvador Brau,un reconocido periodista puertoriqueño de marcada posición antinjerencista.Felix de la Torriente se casó con la hija de Salvador Brau,Graciela y de esta unión nacerían cinco hijos de los cuales el único varón fue Pablo.Es siginificativo lo que implicarán los apellidos De la Torriente-Brau.Su tatarabuelo Vicente De la Torriente se destacó por su heroísmo en la "guerra de la independencia" en la que España luchaba frente a la invasión napoleónica.Por parte materna,los Brau aportaron igualmente gestas significativas para el álbum de "héroes de la libertad" de la familia ya que su bisabuelo fue un catalán que había llegado a Puerto rico huyendo de España por sus ideas liberales a las que se había opuesto en la etapa de autoritarismo del rey Fernando VII.Por su parte,Luís Brau,tio abuelo de Pablo dirigía un semanario satírico centrado en la crítica a la ocupación de Puerto Rico por los Estados Unidos.Este fue el ambiente familiar en el que creció un Pablo que fue por vez primera a España al entierro de su abuelo a la edad de tres años, permaneciendo en Santander algo más de un año hasta que su padre decidió volver a América, esta vez a Cuba donde pensaba trasladar a su familia.Tras una breve estancia en Cuba regresó en busca del resto de la familia a Puerto Rico y se instalaron en La Habana en 1906.Era los tiempos del Presidente Estrada Palma que al pretender forzar un segundo mandato dio lugar a una oleada de protestas en Cuba que concluyeron con la segunda intervención de los Estados Unidos en Cuba. Félix de la Torriente que trabajaba como inspector pedagógico y dirigía el periódico moderado "El Heraldo de Cuba" fue separado de sus cargos.Se inció entonces una nueva separación de la familia ya que la madre se instaló con los hijos en San Juan de Puerto Rico y Felix de la Torriente encontró un empleo como profesor en Santiago de Cuba y fue allí, en 1909, donde logro reunir una vez más a su familia y donde Pablo inició sus estudios.Desde los cuatro años Pablo se inició en la lectura con la ayuda de su abuelo que le regaló "La edad de oro" de José Martí.Con nueve años, escribió su primer artículo en la revista de su colegio, se trataba de un alegato antimperialista que dejaba bien claro que la trayectoria de aquel joven estaría marcada por este pensamiento.En 1919 a la edad de dieciocho años Pablo y toda su familia se instalaron en La Habana,allí debería completar sus estudios.Comenzó entonces a aparecer como un joven inquieto respecto de las movilizaciones que se gestaban a su alrededor en el mundo de la Universidad y con las suficientes dotes intelectuales como para rodearse de los jóvenes más talentosos de su generación.Pronto Pablo decidirá no seguir estudiando,trabajará para contribuir al sustento de su familia.Sus primeros empleos simultanearán el periodismo y la más variada gama de oficios de supervivencia.Escribió en los periódicos "El Veterano" y "El Nuevo Mundo".En 1922 se presentó a las pruebas para ser admitido en la "Escuela Naval" pero tras completar las preguntas del examen con brillantez respondió con ironía a una pregunta sobre el significado de la palabra "Senador" indicando que la palabra era sinónimo de "botellero"(sobornable) lo que implicó no solo su descalificación sino también una nueva vuelta de tuerca en su leyenda de rebeldía.1923 sería un año de vital importancia en la vida de Pablo ya que fue entonces cuando se empleó como mecanógrafo en el bufete de Fernando Ortiz,actualmente reconocido como el más importante historiador cubano.Torriente sustituyó al recién licenciado Rubén Martines Villena que se mantuvo en el despacho y con el que trabó una estrecha amistad hasta la muerte de aquel en 1934.Rubén Martinez Villena fue el hombre que sostuvo a un maltrecho movimiento revolucionario cubano que tras la muerte de Julio Antonio Mella,fundador del Partido Comunista Cubano y de la oleada represiva que protagonizó la etapa conocida como "machadato",tomó las riendas de las protestas populares ejerciendo como asesor legal de la "Confederación Nacional de Trabajadores de Cuba" y fue referente en las decisiones que en adelante tomase el Partido Comunista de Cuba.Fue Martines Villena quien introdujo a Pablo en el ambiente de la clandestinidad universitaria y quien le presentara a personajes de profundo calado revolucionario como Raúl Roa.En 1925 ya nos encontramos a un pablo de la Torriente que sin militancia reconocida se ofrece como un activista convencido contra la dictadura.Juanto a Martinez Villena intervendrá en las protestas para logar la liberación de Mella que se encontraba en huelga de hambre tras haber sido apresado.Por tanto nos encontramos con un joven de veinticuatro años que no terminó carrera alguna pero que mostraba un alto nivel de formación, que se ganaba la vida como mecanógrafo y con algunos artículos de prensa y que desde el punto de vista material vivía con lo justo, haciendo gala de una personalidad desbordante,a veces excentrica,destacado jugador de Rugby en el club "Atlético Almendares" de la capital y que encontró en el recién nombrado presidente de Cuba Gerardo Machado a un enemigo a la altura de sus necesidades revolucionarias .Pablo no mantendrá militancia en partido alguno hasta su llegada a España en la que se afilió al Partido Comunista de España, sin embargo en Cuba se encontraba en activo en la organización estudiantil que desafiaba a la dictadura, el "Directorio Estudiantil" y posteriormente en la versión más revolucionaria de este, el "Ala Izquierda Estudiantil".En 1930 Pablo de la Torriente se casó con Teté Casuso una compañera en su camino revolucionario que apenas tuvo tiempo de disfrutar de su matrimonio porque en adelante Pablo pasaría por muchas vicisitudes.El treinta de Septiembre de 1930 jóvenes estudiantes organizados por el recién constituido" directorio Estudiantil" y bajo las consignas ideológicas del veterano profesor José Varona,
organizaron una manifestación contra la dictadura que terminó violentamente con el dirigente estudiantil Rafael Trejo muerto y con Pablo de la Torriente gravemente herido.Tras una convalecencia de un mes siguio su lucha en la clandestinidad pues ya estaba siendo buscado por la policía.Detenido en Enero de 1931 fue recluido en el "Castillo del Príncipe",lugar de terrible represión en el que Pablo escribió "Ciento cinco días preso",un relato de las torturas y el ambiente de resistencia que reinaba en aquel presidio.Fue liberado pero a los tres meses fue detenido de nuevo y recluido en la isla de Pinos donde permaneció por espacio de ochocientos días.Fue en esta etapa de confinamiento donde se produjeron diversos acontecimientos relacionados con la madurez política e intelectual de Pablo; en la prisión junto con otros compañeros comenzó a dar clases a los otros presos y a abundar en el modo en que debían plantear las acciones contra la dictadura.Pablo estaba rodeado de un considerable número de presos políticos muchos de ellos de
gran proyección dentro del movimiento revolucionario pero la mayoría de los confinados eran presos comunes, gentes
embrutecidas y atrofiadas por las condiciones de vida en prisión.En esas circunstancias escribió una de sus obras maestras"Prisión Modelo" en la que relataba la vida en presidio,teorizando sobre cual debía ser el modelo de redención para los presos.En esta etapa Pablo cambió su aspecto y decidió prescindir del barbero de modo que lucía una alargada melena y una prominente barba,igualmente comenzó a utilizar la boina.Muchos han querido ver en esta imagen la que posteriormente nos ofrecerían los "barbudos" de la revolución del cincuenta y nueve.Otras peculiaridades de Pablo se produjeron en los diversos traslados a La Habana para comparecer ante los tribunales.En una de estas visitas logró que sus escoltas lo trasladasen a pie por la ciudad con el pretexto de caminar un poco.La imagen de un Pablo enfundado en el traje carcelario,con imponente barba y melena y con grilletes, dio lugar a que muchos de los que lo vieron deambular por las calles Monte,Infanta o Carlos III pensaran que se trataba de un temible delincuente que había sido capturado e incluso otros salieran despavoridos ante los rugidos de Pablo al pasar junto a ellos, sin duda, comportamientos de un personaje excéntrico y capacitado para disfrutar del momento.

Pablo salió del penal de la Isla de Pinos pero con la amenaza de ser ajusticiado en cualquier momento por lo que tras un breve período en el que vivió en condiciones de clandestinidad tomo rumbo al exilio.En Mayo de 1933 embarcó en el "Cristóbal Colón" con rumbo a España pero en una escala en New York cambió de opinión y desembarcó y aunque fue detenido por las autoridades norteamericanas su familia logro su puesta en libertad gracias a su origen puertoriqueño,lo que le permitió residir en Estados Unidos donde se relaciono con muchos de los exiliados cubanos y continuo su actividad revolucionaria,siendo asiduo del "Club Mella" de New York que había sido fundado en 1931 y funcionaba en un local de Harlem.Pablo fue protagonista de la aparición de la ORCA(Organización Revolucionaria de Cubabos Antimperialistas) que a su vez dio lugar a la fundación del "Club José Martí".Además de participar en el movimiento opositor fundamentalmente escribiendo en diversos periódicos, la vida de Pablo de la Torriente en su exilio de New York fue tremendamente dura,viviendo en condiciones de austeridad y trabajando en tareas de lo más varipintas como vendedor de helados,fregaplatos o "mochila"(haciendo recados).Afortunadamente para los exiliados la presión organizada contra la dictadura dio lugar a la caída de Machado en 1933 y con ello el retorno de muchos de estos.El 1 de septiembre de 1933 con Machado en el exilio,Pablo regresó a casa en plena madurez revolucionaria e intelectual, tenía treinta y dos años.Comenzó a trabajar en el periódico de orientación revolucionaria "Ahora" y allí encontró las condiciones idóneas para desarrollar su mejor periodismo hasta el monento con un estilo directo y fresco en el relato del devenir político de Cuba.Su principal aportación periodistica de esta etapa será un artículo en el que ofrezca la entrevista realizada a un superviviente de una matanza estudiantil el cual había sido dado por muerto y cuyo testimonio constituyó la principal prueba contra el teniente Powel,conocido represor de la policía batistiana.La entrevista fue publicada en "Ahora" y el asunto alcanzó una gran notoriedad mediática que supuso un notable impulso del trabajo de Pablo, de su estilo y de su compromiso revolucionario.En el último momento el testigo se desdijo y Pablo debió ocultarse ante la amenaza de ser asesinado
.Cuba estaba inmersa en una combinación explosiva de cambios revolucionarios tutelados por un incómodo ejercito controlado por Fulgencio Batista que amenazaba con cambiar el escenario de libertades sociales a la menor excusa,y así fue,tras un trimestre en el que la efervescencia revolucionaria hizo creer a los cubanos que había llegado la hora del cambio, retornó la dictadura ahora con Batista en primera persona y con una nueva oleada de represion organizó una nueva huelga general señalada para Marzo de 1935 que fracasó por falta de capacidad para afrontarla.Una vez más Pablo que había estado implicado en estos movimientos debió tomar camino del exilio escapando en avioneta hasta Miami pero no se quedó allí porque encontró un ambiente hostil, con numerosos elementos batistianos ejerciendo tareas de información sobre los exiloiados.Una vez más terminó en New York donde volvió a pasar penurias materiales pero siempre vinculado a la actividad revolucionaria y con la mirada puesta en su retorno a Cuba para luchar contra la tiranía.Aún así nunca abandono su labor periodística y prueba de ello fueron sus artículos" Este es Fulgencio Batista" y "Guajiros en New York",remitidos a la revista "Bohemia" en Cuba.Este último no pudo ser publicado hasta 1937 con Pablo muerto.Otro importante legado literario de esta época son las casi ciento sesenta cartas dirigidas a sus amigos y colaboradores.Pablo tuvo la costumbre de guardar copia de sus cartas y adjuntar a estas las respuestas,lo que con los años dio lugar a la publicación de la obra"Cartas Cruzadas".

En Julio de 1936 con las primeras noticias del "golpe de estado" y del devenir del enfrentamiento en una guerra que escenificaban fascistas y revolucionarios de izquierdas,Pablo volcó todo su entusiasmo hacia las noticias que llegaban de España y los actos de solidaridad que se estaban organizando.En Agosto acudió a un mitin en favor de la España republicana organizado por el Partido Comunista de Estados Unidos.Fué en Unión Square,un santuario en las movilizaciones de los izquierdistas neoyorquinos.Allí se encendió en Pablo la llama que alumbró su viaje a España y su entrega hasta las últimas consecuencias en la guerra que allí se libraba.A continuación reproducimos unas líneas del libro "Peleando con los milicianos" que pudo ser publicado por vez primera en México como un recopilatorio de las cartas que Pablo remitió a amigos y colaboradores desde el momento en que toma la decisión de ir a España y fundamentalmente en su tiempo allí.La carta está escrita el seis e Agosto de 1936:

"He tenido una idea maravillosa,me voy a España,a la revolución española.....Me voy a España a ser arrastrado por el gran río de la revolución.A ver un pueblo en lucha,a conocer héroes oír el trueno del cañón y sentir el viento de la metralla contemplar incendios y fusilamientos.A estar junto al gran remolino silencioso de la muerte.....En España me acercaré a los líderes,para saber lo que piensan.Iré donde están peleando con los milicianos en las montañas y desfiladeros, contra el ejercito traidor.Hablaré con la "Pasionaria",la jefe de las mujeres de corazón de acero.Iré hasta los barcos de la escuadra
, mandados por marineros que han salvado la revolución con su lealtad y su valor, impidiendo el paso de los mercenarios de Marruecos.Presenciaré el fusilamiento de los jefes fascistas....Acaso estaré allá, cuando Mussolini y Hitler, no pudiendo sostenerse más, se lancen a la guerra y vendrá entonces la batalla definitiva entre oprimidos y opresores....Y asistiré de todos modos al triunfo de la revolución."

Esta fue la ensoñación de un Pablo de la Torriente que sin esperar a nada ni a nadie logro recaudar el dinero para un pasaje en el "Ille de Francia" que zarpó de New York el primero de Septiembre de 1936.Pablo era el primer voluntario cubano en zarpar desde el otro lado del oceano para combatir al lado de la republica y aunque la suya debía ser una labor periodística estaba claro que la idea de combatir estaba ya presente.Para poder trabajar logró acreditaciones profesionales de la publicación New Masses que reprentaba a las organizaciones izquierdistas de Estados Unidos y de "El Machete",órgano oficial de prensa del Partido Comunista de Mexico.Desembarcó en el puerto francés de Le Havre y se dirigió a Bélgica para asistir en Bruselas al "Congreso Mundial de la Paz" y desde allí viajó a París donde se entrevistó con el líder comunista André Martí, dirigiéndose a continuación a la frontera pirenaica que divide Francia y España.Al fin logró llegar a Barcelona participando en un acto en el "Club Mella" que se había creado en la ciudad catalana.Desde Barcelona se trasladó a Valencia por vía férrea sorteando en su camino diversos ataques aéreos y comprobando la acción de las bombas de la aviación fascista en diversos pueblos por los que transitaron.En Valencia se encontraba ya el Gobierno de la República,trasladado hasta allí por la inminente amenaza sobre Madrid; pablo tomó contacto con dirigentes del Partido Comunista de España y otros intelectuales allí refugiados y en pocos días partió hacia Madrid a la que llegó el veinticinco de septiembre Madrid se relacionó con los cubanos que ya se encontraban exiliados en la capital española y que ahora eran protagonistas de la lucha contra el fascismo,pero no permaneció junto a estos salvo en encuentros casuales ya que su trabajo lo obligaría a continuos desplazamientos.Pablo comenzó a relacionarse con personalidades de la política y la cultura española que habían decidio quedarse en el Madrid resistente,contagiandose de la euforia creativa que provocaba aquella atípica situación;inicialmente sus crónicas fueron un retrato de ese espíritu de resistencia que reinaba en un Madrid continuamente bombardeado y cada vez más cercado.Su primera incursión en los frentes se produjo en Buitrago de Lozoya en un punto del frente duramente castigado por los fascistas que pretendían romper el cerco de Madrid y a la vez privara a la capital del abastecimiento de agua.Será en esta etapa cuando conozca a Paco Galán,ex militar con amplia experiencia en la guerra de Marruecos,militante comunista que se destacó como jefe de milicias y que Pablo retrató en sus crónicas como un perfecto revolucionario por sus convicciones comunistas y su capacidad militar.Pablo trabó amistad con Valentín González el campesino,seguramente el hombre más carismático en aquellos primeros meses de guerra en los que a falta de un ejercito professional era el liderazgo de sus jefes lo que obraba el milagro de la resistencia;el "Campesino" se fijó rápidamente en las cualidades de Pablo ,en su determinación y en su fé en la victoria final.Desde Madrid comenzó Pablo a enviar sus crónicas mezcla de relato bélico y alegato revolucionario en su estilo directo de siempre.Durante el mes de octubre, el más prolífico en su labor de reportero de guerra, escribió su crónica "Polémica con el enemigo" fruto de su experiencia en la columna de Paco Galán con la que se mantuvo durante varios días en la conocida como "Peña del Alemán",un lugar del cerco de Madrid situado en el frente de Guadarrama donde el cuatro de agosto un voluntario alemán del que Pablo indica en sus crónicas que algunos recordaban con el nombre de Hans, dio muestras de valentía hasta caer gravemente herido,lo que dio lugara a que los milicianos diesen a aquella elevación el nombre de "Peña del alemán".En realidad este alemán no era otro que el antifascista Max Salomón,un voluntario anónimo que con su valentía contagió a sus compañeros en la defensa y permitió mantener una posición determínate ya que desde esta elevación se dominaban las poblaciones de Buitrago,Gascones y Gandullas.Desde los primeros momentos de la guerra la punta del frente se estableció en este lugar sometido a un intenso fuego cruzado de artillería que se cobró numerosas vidas por ambos bandos frente a esta elevación y a no más de quinientos metros se encontraba el "Parapeto de la muerte" controlado por los rebeldes,falangistas y tropas marroquíes fundamentalmente.Entre ambos enclaves se organizaban singulares discusiones, siendo allí donde Pablo hizo valer su destilada oratoria, rivalizando con los fascistas que le daban réplica en un intento por minar la moral del enemigo y elevar la propia.Las discusiones se iniciaban al caer la noche, cuando megáfono en mano,los comisarios de propaganda o simples soldados del Ejercito Popular tomaban la palabra.Fue entonces cuando Pablo comenzó a hacerse popular entre la tropa como el cubano que echaba discursos a los fascistas.El primero de estos discursos se produjo el cuatro de octubre y debió provocar una gran excitación en Pablo que repitió hasta tres veces en la misma noche.Su oponente era un sacerdote del que sabían que se llamaba Calvo por los soldados que se habían pasado al bando "Popular".Pablo gritaba cosas como...
"Compañeros fascistas,soy periodista y vengo de América.Vengo de Cuba,de los Estados Unidos,de Bélgica y de Francia.Y puedo darles informes del Canadá y de toda la América Latina.El mundo entero está en contra de ustedes.Los obreros del comité antifascista de New York recogen muchos miles de pesos para sus compañeros españoles.......Con ustedes hay italianos y alemanes mercenarios pagados por sus gobiernos,enviados por Hitler y Mussolini,los dos chulos provocadores del cabaret político de Europa"
Pablo fue uno de los los más brillantes oradores en esta modalidad de propaganda bélica y prueba de ello era el nivel de sus oponentes ya que siempre que hablaba "el cubano" procuraban tener oponentes capacitados para darle réplica ya que se entablaban discusiones cuyo contenido solía derivar en cuestiones de relaciones internacionales o en fundamentos ideológicos.Generalmente tras las intervenciones de Pablo solía haber réplica del enemigo y no ráfagas de ametralladora como ocurría casi siempre.
También escribió Pablo sobre el papel de las mujeres que con su valentía estaban contribuyendo a la defensa de Madrid, batiéndose en los frentes de la sierra y en el propio cerco de la capital.En esta etapa suya en Buitrago de Lozoya conoció a Rosario Sánchez Mora,la miliciana que se alistó con solo diecisiete años y perdió una mano con un cartucho de dinamita que intentaba arrojar.Rosario fue inmortalizada por Miguel Hernandez en el poema "Rosario Dinamitera" y fue una de las personas más cercanas a Torriente durante su corta pero intensa presencia en la guerra española.
Otros escritos de Pablo hablaban de Alberto Sanchez, el cubano que se encontraba exiliado en España y que con solo veinte años había sido nombrado capitán del "Quinto Regimiento" tras su valiente participación en la toma del Cuartel de la Montaña.Pablo también hizo algunas incursiones radiofónicas tras ganar la confianza del jefe de la sección de prensa de la defensa de Madrid "Hidalgo".

No existe constancia documental del momento en el que Pablo se afilió al PCE ni de cuando fue nombrado Comisario de guerra ya que estos documentos se perdieron tras su muerte al intentar sacarlos de España para hacerlos llegar a Cuba pero lo que resulta evidente es que en los primeros días de noviembre de 1937 Pablo de La Torriente decidió que había llegado el momento de cruzar la ralla de tomar las armas y aunque aún le quedo tiempo para remitir algunas crónicas estas fueron ya menos frecuentes.El quince de noviembre escribió "Por lo pronto mi cargo de Comisario de guerra,acaso sea un error desde el punto de vista periodistico.Pero para justificarme plenamente ,comprenderás que en estos momentos había que abandonar toda posición que no fuera la más estrictamente revolucionaria ,de acuerdo con la angustia y las necesidades revolucionarias del momento".
Pablo había pasado a ser miembro del Estado Mayor de Valentín González "El Campesino" con diversas responsabilidades a su cargo entre ellas las de la alfabetización de milicianos y la de elaboración de órganos de prensa.El veintitrés de noviembre Pablo conoció a un joven poeta español,Miguel Hernández que procedente de un batallón de zapadores el mismo definió como a uno de los poetas más relevantes de España y al que nombró jefe de cultura de su unidad.La relación entre Pablo de la Torriente y Miguel Hernández fue tan fugaz como intensa.Pablo lo conoció en la sede de la Alianza de Intelectuales Antifascista en Madrid, situada en un palacio incautado en la calle Marques de Duero número siete de la capital mientras Hernández esperaba a María Teresa León.La tardanza de esta propició una larga y determinante conversación entre broma y veras que terminaría por gestar una fuerte admiración mutua y la incorporación de Miguel Hernández a la 10ª Brigada Móvil, en concreto al Comisariado de la Cultura .Desde el llamado "Batallón del Talento", Hernández y Pablo mantuvieron intensas sesiones de trabajo planificando las tareas culturales que deberían desarrollar en las trincheras.Decidieron la creación del periódico "Al Ataque" junto con Antonio Aparicio que se convirtió en un activo colaborador de Torriente.El reparto de la correspondencia, la alfabetización de la tropa y la programación de actividades culturales centraron la tarea de estos hombres inmersos en una guerra descontrolada en mitad de la sierra madrileña.También Rosario Sánchez Mora pasó a estar a las ordenes directas de Torriente.El jefe de esta unidad, la 10ª Brigada Móvil de Choque era otro cubano, Policarpo Candón y el responsable de todos ellos fue Valentín González "El Campesino" al mando de la 46 División, sin duda una unidad distinta a cuantas habrían de improvisarse en la España republicana.

En su labor de Comisario alternó su presencia en los frentes con visitas a pueblos cercanos para captar milicianos para la lucha.En una de estas visitas fue a Mejorada del Campo donde encontró con Pepito un niño asturiano de trece años que había quedado huérfano y deambulaba por las calles del pueblo;Pablo lo incorporó como enlace,esto ocurría el trece de diciembre,a ambos les quedaba solo una semana de vida.El trece de diciembre Pablo firmó su última carta donde precisamente relataba como había encontrado a Pepito y lo había incorporado como enlace.Durante esta última semana en la vida de Pablo, Madrid estaba siendo asediada por diversos puntos, la situación era crítica y Pablo como miembro destacado de la columna de Paco Galán no escatimó esfuerzos en la defensa, dando continuo ejemplo con su presencia en primera línea.

En un Madrid cercado,
bombardeado intensamente y con los suministros muy limitados por el hostigamiento al que estaba sometida la carretera de Valencia, única vía de entrada de víveres, munición y fundamentalmente hombres para defender la ciudad,Pablo de la Torriente será destinado como Comisario político del primer batallón movil de choque al sector de Romanillos.Eran los primeros días de diciembre y Pablo trabajaba sin descanso en la línea del frente.El dieciocho de diciembre Pablo murió en esa primera línea, el relato de su muerte nos llega a través de diversas fuentes que en general tienen como referencia los testimonios de Justino Frutos,comandante de las milicias populares y miembro de una unidad contigua a la de Pablo en el momento de su muerte,así como el testimonio de Policarpo Candón,superior de Pablo en esta acción de guerra.Ambos testimonios coinciden prácticamente en todos los detalles del suceso.Lo que a continuación sigue es el relato de Justino Frutos en entrevista concedida a la revista "España Republicana" publicada el 20 de Noviembre de 1977:

El día dieciocho de diciembre de 1936, aproximadamente de las doce a las catorce horas, nuestro batallón perdió a uno de sus hombres más queridos, nuestro Comisario, nuestro Pablo como nosotros le llamabamos (digo que murió de las doce a las catorce horas del día porque antes le habíamos visto varias veces y sobre esta hora empezó la retirada de nuestras fuerzas.)Ese día desde las cinco a las seis de la mañana, los fascistas emprendieron gran preparación artillera contra nuestras posiciones.El comandante Candón, jefe de nuestro batallón, tenía el puesto de mando en el mismo caserío de Romanillo, es decir, muy cerca de la primera línea, de
antemano determinó que iba a haber un combate muy rudo,fue por toda la primera línea dando instrucciones a los capitanes de segunda compañía.Rapidamente después de la preparación artillera, aparecieron los tanques y tanquetas del enemigo detrás de los cuales avanzaba la infantería fascista, en su inmensa mayoría moros.Fue un combate terrible, todo era polvo y llamas de las bombas y proyectiles.En las primeras horas nuestras fuerzas resistieron los ataques de las fuerzas superiores del enemigo.Pablo de la Torriente estaba ,como siempre, en los sitios de más peligro, dando ánimos para que las posiciones no se perdieran.A media mañana de ese día nuestras fuerzas hicieron intentos de retirarse de las posiciones ocupadas fundamentalmente por ambos flancos .Gracias al esfuerzo de Pablo se organizaron contraataques y las posiciones fueron recuperadas de nuevo.Allí se recogieron muchos moros muertos.Pablo me llamó y me dijo que había necesidad de dividir el frente en dos.Así lo hicimos :él me destino la mitad izquierda del frente y escogió la otra mitad,es decir,la parte de la derecha hasta el caserío que era nuestro límite.Despues de presentar una gran resistencia al enemigo y de haber contraatacado varias veces al enemigo rompió el frente por los dos flancos ,principalmente por el frente de otra unidad que se defendía a nuestra izquierda por la orilla de un bosque que llegaba hasta cerca de Majadahonda;los tanques y tanquetas con infantería enemiga se metieron por el camino que iba de Majadahonda a Romanillo y nos atacaron por la espalda.
Nuestras fuerzas retrocedieron de dos y medio a tres kilómetros y se estableció la línea en unas lomas.Al atardecer, entre dos luces, el camarada Candón vino a mi compañía y me preguntó si había visto a Pablo, que si sabía donde estaba.Le contesté que no sabía nada de él, que desde la mañana no le había visto.El camarada Candón, muy preocupado, llamó por teléfono al mando superior,
preguntando por Pablo.Nadie tenía noticias, nadie sabía nada .Candón que tenía mucha amistad conmigo me dijo
"Oye viejo, ay que buscar a Pablo".Yo como sabía en que parte del frente él había estado, inmedíatamente le contesté:"Si me dejas elegir una sección de infantería de los andaluces me introduzco en la retaguardia enemiga y trataré de buscarle".Candón me dijo que podía hacerlo y así lo hice.Me presenté en el sector que ocupaba la sección
de los soldados andaluces y les dije que teníamos la tarea de buscar a Pablo en la retaguardia enemiga, y que si lo encontrábamos muerto o vivo hay que traerlo a nuestras líneas.Con una gran moral combativa la sección aceptó
.Durante la noche lo preparamos todo cuidadosamente
.Candón y yo estudiamos el camino por el cual debíamos introducirnos en la retaguardia enemigas serían las tres de la mañana, todo estaba preparado,los soldados sabían como y donde debíamos ir.Se establecieron algunos puntos de seguridad y a los demás compañeros les dije que me siguieran en fila india.Al lado de donde había estado la línea de fuego el día anterior,había una pequeña casilla en lo alto de una loma.No era posible buscar a Pablo sin reconocer aquella casucha.Lo primero que hicimos cuando llegamos a este lugar fué,con las bombas de mano preparadas y con bayoneta calada,entrar en la casucha.Había un moro mirarndo por la ventana con el fusil preparado,de la misma forma que si estuviera en el parapeto.No se podían tirar ni bombas ni tiros, había que decidir rápidamente y así se hizo:cuando el moro se dio cuenta y quiso volverse hacia nosotros, una bayoneta ya le había atravesado el cuerpo.Había que buscar a Pablo rápidamente.Yo que sabía exactamente por donde pasaba la línea de fuego, establecí la vigilancia y empecé a buscar a Pablo.Lo encontré:estaba tendido en el suelo bocarriba,y su cuerpo aún estaba caliente.Le llamé:"Pablo",pero no contestó.Rapidamente le desabroché el cinto ,le quité la chaqueta y la camisa y vi que una bala le había entrado por el mismo corazón y salido por la espalda.Cuando lo levantamos ví que debajo de él asomaba un papel blanco.Lo cogí:era un documento que estaba medio enterrado ,se veían los arañazos de sus dedos en el suelo.Inmedíatamente me di cuenta que en la
agonía de la muerte, quiso enterrar sus documentos y,cuidadosamente,empecé a mirara a su alrededor.A unos dos o tres pasos vi tierra recién arañada,escarbé y de aquel pequeño hueco saqué su cartera,la cual estaba llena de documentos que el había enterrado.Lo cogimos entre cuatro camaradas y lo llevamos a nuestras líneas.Yo personalmente se lo entregue al comandante Candón y lo mismo hice con los documentos.El diecinueve de diciembre de 1936,por la mañana temprano el camarada Candón se hizo cargo de nuestro inolvidable y querido Pablo y de su documentación.Posteriormente le pregunté a Candón y me dijo que el cadáver de Pablo de la Torriente Brau había sido entregado al mando superior.Más tarde me dijeron que había sido enterrado en Barcelona."

Este relato que no ha sido ni desmentido ni matizado por nadie es la versión de la muerte de Pablo que ha sido aceptada por los distintos historiadores que sen han acercado a estos sucesos.
Respecto de su documentación, José López Sánchez en su libro "Pablo, imagen y leyenda" narra como encontrándose en España como representante del movimiento estudiantil cubano y como delegado del Partido Comunista de Cuba ante el Comité Central del Partido Comunista de España, se personó en Madrid tras un rocambolesco viaje esquivando los frentes y tras recoger la documentación de Pablo de la Torriente con la misión de llevarla consigo hasta Cuba,inició viaje hacia Barcelona para desde allí cruzar la frontera.Lo cierto es que el uno de febrero de 1938 debió abandonar precipitadamente el tren que lo transportaba debido a un bombardeo.En ese tren quedó su maleta y en ella los documentos de Pablo que nunca más aparecieron.

Respecto de los restos de Pablo de la Torriente, en entrevista mantenida con la hermana menor de Pablo, Rut de la Torriente en Octubre de 2005, esta manifestó lo que la familia sabía sobre la suerte que corrieron sus restos mortales.

"A mi hermano lo enterraron el veintitrés de diciembre de 1936 en el cementerio madrileño de Chamartín.Poco más tarde sus restos fueron trasladados a Barcelona y enterrados en el cementerio de Monjuit en el nicho número 3372.A su entierro asistieron diversas autoridades y compañeros y "El Campesino" pronunció unas palabras.La idea era traer su cuerpo a Cuba pero las circunstancias de la guerra lo impidieron".

Lo cierto es que en los años setenta Zoe de la Torriente,hermana de Pablo,se trasladó hasta España y conoció el hecho de que Pablo ya no ocupaba el nicho en que fue enterrado, lo que fue corroborado años más tarde por Rut de la Torriente a la que le indicaron en el cementerio que su hermano debía encontrarse en una fosa común situada a pocos metros junto a otros once cadaveres.Cabría pensar que en la actualidad con las técnicas de que se dispone, localizar los restos de Pablo y trasladarlos a Cuba no sea una quimera.
Miguel Hernandez, profundamente afectado por la muerte de Pablo escribió un bello poema en su memoria
Me quedaré en España compañero
me dijiste con gesto enamorado y al fin sin tu edificio tronante de guerrero
en la hierba de España te has quedado....
El periódico "Al Ataque",órgano de prensa de la Brigada de "El Campesino" forzó su primer número aún sin apenas medios.Este apareció el nueve de enero de 1937 con portada monográfica dedicada a la memoria de Pablo de la Torriente y firmada por el que fuera su colaborador Antonio Aparicio.
A modo de resumen puede decirse que Pablo de la Torriente,un revolucionario coherente y generoso, luchó con entusiasmo contra el fascismo y contribuyó a construir una moral de resistencia que permitió a los madrileños soportar tres largos y duros años de guerra.Torriente superó todos los obstáculos a su paso para pelear con los milicianos y ofrecernos una versión del periodismo de guerra repleta de humanidad.Por fortuna, pablo de la Torriente cuenta con un notable reconocimiento en Cuba donde es un héroe nacional.Otra cosa es España donde además del centro que lleva su nombre en Majadahonda y que por fortuna cuida de su memoria,ninguna institución ni entidad ha reparado en la necesidad de hacer justicia a este "voluntario de la libertad"

1 comentario:

aquilino dijo...

Hola me llamo Pedro Luguera y estoy buscando a un antepasado, hermano de mi abuelo, no sé como se llamaba, lo único que sé de él es que sus apellidos eran LUGUERA FERNANDEZ, Y y que emigró a Cuba en el año 1919.
Ahora leyendo en tu blogger, se me ocurre que igual volvió a combatir en la guerra civil.
También diré que tuvo que ser uno de los supervivientes y que tuvo que retornar ya que he encontrado en Puerto Rico posibles descendientes.
El motivo de escribir este comentario es con la esperanza de que exista alguna especie de memorandum, pasajes o algo así de los que hicieron estas travesías. Si sabéis de algo os lo agradecería en el alma.
Un beso y SALUD