4/30/2007





LAS IZQUIERDAS EN CUBA/GENESIS DE UNA REVOLUCION


Los apoyos recibidos por la república española desde Cuba durante la guerra civil procedieron casi exclusivamente de las organizaciones de izquierda, grupos estos que estaban ganando espacio político en la isla a pesar de las dificultades propias de gobiernos dominados por la oligarquía local y bajo el control de los Estados Unidos.Estas organizaciones y fundamentalmente el Partido Comunista Cubano tendrán en el proceso español una actividad que acelerará su
madurez de cara a los retos que estaban por llegar y que a la postre supondrían el modelo "revolucionario" como forma de de organización del Estado cubano.

El proceso de las izquierdas cubanas esta marcado por el hecho mismo de la independencia cuyo lider natural José Martí, elaborará un ideario que será reivindicado por los distintos grupos progresistas que en adelante surjan en Cuba. Las bases del pensamiento "Martiano" parten de un credo democrático e igualitario entre los ciudadanos y su peculiaridad estriba en su marcado carácter antiimperialista y panamericanista.Martí murió en combate antes de lograrse la independencia del país pero su pensamiento trascendió durante generaciones y hasta la actualidad.El partido por el creado, el "Partido Revolucionario Cubano" no logro superar la primera criba de la administración norteamericana que lo disolvió bajo el pretexto de haber alcanzado este sus objetivos.Sin embargo, un cofundador del partido, Carlos Baliño, tendrá un papel esencial en el surgimiento de nuevas organizaciones de corte revolucionario.A Baliño se le atribuye la función de enlace entre aquellos primeros revolucionarios cubanos que lucharon por la independencia y los comunistas que habrían de organizarse como partido a partir de 1925,no en vano, fue miembro fundador del "Partido Revolucionario Cubano" y el "Partido Socialista Popular" que fue la primera denominación que en Cuba recibió el Partido Comunista.
La independencia cubana coincidirá en el tiempo con la gestación de idearios revolucionarios en el mundo, recibiendo influjos de las teorías marxistas que llegan desde Rusia, desde México con su reafirmación nacionalista y por supuesto desde España de la que recibe dos claras corrientes de pensamiento progresista; de una parte el socialismo con Pablo Iglesias como referente y de otra el anarcosindicalismo que será ampliamente difundido en Cuba en los primeros años del siglo XX.Tres serán las manifestaciones externas de las izquierdas cubanas en estos años de definición ideológica:organizaciones obreras, partidos políticos y organizaciones estudiantiles y de intelectuales serán el motor de la revolución en marcha.

Respecto de las organizaciones obreras en estas se distinguen dos vertientes; las agrarias, con predominio de los trabajadores azucareros y tabaqueros y las organizaciones industriales y propias del sector de los servicios públicos.En ambos casos mostrarán su beligerancia desde incluso antes de la independencia cubana si bien es a partir de esta cuando se muestren más combativas, beneficiándose del regreso de miles de exiliados en muchos casos influenciados por organizaciones obreras de los países de procedencia.Se crearon organizaciones gremiales, círculos obreros ,organizaciones de oficios etc.Surgió la Liga General de Trabajadores Cubanos cuyo órgano de prensa "Alerta" se convirtió en una plataforma de protesta no solo en lo laboral sino también de los grandes asuntos de la nación.La primera huelga masiva de que es objeto la nueva nación cubana data de noviembre de 1902.En este caso se trató de una protesta del sector tabaquero que se denominó "huelga de los aprendices" y en la que tuvieron especial protagonismo los trabajadores negros que eran particularmente discriminados,antes,ya en 1899 el país vivió una importante huelga del sector de la construcción.Durante la primera década del siglo XX el movimiento obrero cubano asistirá a un proceso de organización interna que estará dominado por la corriente anarcosindicalista y en general se mantendrá alejada de otras reivindicaciones que no sean las propias del trabajo y de las condiciones de vida de los obreros.Un hito en su trayectoria lo encontramos en 1914 con la creación de la "Asociación Cubana para la Protección del Trabajo" que nacerá por el impulso de círculos cercanos al presidente García Menocal que pretendió garantizarse el apoyos de estos grupos pero que cometió el error de permitir la elección libre de delegados en su congreso constituyente, conformado por 1.400 delegados de todo el país y que dio un giro a las reivindicaciones obreras ya que a pesar de que la mayoría de sus propuestas no llegaron a materializarse constituyó una demostración de poder.Se dio la circunstancia de que fue en este evento donde por vez primera y en un acto legal se hizo mención a Carlos Marx,por el que algunos de los participantes mostraron sus simpatías.En esta etapa se crearon en Cuba cientos de sindicatos y organizaciones de trabajadores, ampliando su ámbito a sectores profesionales hasta el momento desorganizados.

Por su parte desde el sector agrícola, mayoritario en el país, las organizaciones gremiales venían funcionado con escasa intensidad desde principios del siglo y sus reivindicaciones se planteaban a modo de revueltas, generalmente duramente reprimidas.El reflejo de la "Revolución de Octubre" en Rusia dará lugar a cierta dinamización de sus peticiones.

En 1921 se creó la Federación Obrera de la Habana y en 1924 la Hermandad Ferroviaria de Cuba.Ambas impulsarán la actuación del movimiento obrero y se mostrarán como organizaciones con capacidad para desestabilizar al gobierno cubano constituyéndose en la base de la primera central sindical cubana que surgirá en 1925 en un congreso en Camagüey con la presencia de 128 organizaciones de todo el país.Nace la "Central Nacional Obrera de Cuba" que además de mostrarse como un instrumento sólido en la defensa de los trabajadores se ofrece como una organización dispuesta a entrar en la lucha por las reivindicaciones políticas de los cubanos.

Una vez tejida la red del movimiento sindical cubano estos enfrentarán grandes retos. Tras la crisis derivada del crak financiero de 1929, Cuba afrontó igualmente una situación sin precedentes con una reducción en las exportaciones de azúcar y tabaco de hasta el 50%, el cierre de industrias y un descenso general en los salarios. El desempleo en la isla alcanzó en 1933 la cifra de un millón de parados.Todo ello dio lugar a que un movimiento obrero cada vez más organizado incrementase sus acciones de lucha no solo en lo laboral sino que también en lo político. La Confederación Nacional Obrera de Cuba actuaba bajo las directrices del Partido Comunista que en aquellos años decisivos contó con el liderazgo del abogado Rubén Martinez Villena que marcó el ritmo de las reivindicaciones. En 1930 y ante la intensidad de las acciones de las organizaciones obreras el Gobierno de Gerardo Machado ilegalizó a la CNOC y la Federación Obrera de la Habana .Pese a ello estos grupos mostraron su madurez organizativa y provocaron una continua presión al Gobierno hasta la caída de Gerardo Machado, donde la CNOC actuó como elemento clave de la protesta paralizando el país .Tras el derrocamiento de Machado las organizaciones obreras con el PCC como referente tomaran hasta 36 centrales azucareras estableciendo soviets en muchas de ellas,lo que da una imagen de la dimensión de las acciones que se estaban produciendo en Cuba.
Con el estallido de la guerra civil española el movimiento obrero cubano tomará un gran protagonismo en defensa de la república española actuando como vivero de combatientes que integrarán los distintos grupos que salgan hacia España e igualmente desarrollará una importante labor en el Comité de Ayuda a la República Española en lo referente a ayuda social y de envio de ayuda material.A pesar de que son los intelectuales y los cuadros políticos quienes más trasciendan en la actuación de los "Voluntarios de la Libertad cubanos" cuantitativamente serán los miembros del movimiento obrero quienes más presencia tengan en estos contingentes aunque se debe considerar que en estos tiempos la "sinergia" entre sindicato y partido era una hecho evidente.

Pero si los obreros conformaron la fuerza de choque de esta etapa, fueron las organizaciones políticas y en particular el Partido Comunista Cubano quien dotase de ideología y discurso a los obreros en estos tiempos de cambio.Como ya se ha dicho, será el antiimperialismo el norte ideológico de los distintos grupos que surgen en Cuba asumiendo posiciones de izquierda, por lo que el proceso político de México y otros movimientos aislados en la región tendrán una clara influencia en la gestación de estos grupos.En cualquier caso sería la "Revolución Rusa" la que marque el ritmo en la aparición de grupos organizados.El liderazgo en los momentos iniciales recaerá en elementos procedentes del proceso independentista y la figura de Carlos Baliño el máximo exponente de dos generaciones políticas que convergen en un proceso rupturista con la política tradicional.Baliño fue junto a José Martí cofundador del Partido Revolucionario Cubano y tras la desaparición de este ,promovió el surgimiento de otros grupos que giraban en torno a los postulados de la Internacional Socialista. 1922 será un año clave en este proceso, en ese momento la "Agrupación Socialista de La Habana" asumió las tesis de la "III Internacional Socialista" y al año siguiente cambió su denominación por la de "Agrupación Comunista de la Habana",siendo imitada por diversas organizaciones locales del resto del País.Además de Baliño es definitiva la irrupción en la escena política de un joven estudiante "Julio Antonio Mella" y junto a este José Miguel Pérez, de origen español y con un gran prestigio en los círculos progresistas de la isla.Juntos darán el impulso definitivo para la creación del Partido Comunista Cubano.Entre los días 16 y 17 de agosto de 1925 se reunieron en la calle Calzada del barrio habanero de "El Vedado" ,un pequeño grupo de delegados de distintas agrupaciones que ya se autodenominaban como comunistas.Eran en torno a veinte miembros que representaban aproximadamente a un centenar de comunistas de todo el país que adoptaron un programa marxista-leninista y que eligieron como primer secretario general a José Miguel Perez.Todo el proceso contó con la supervisión del Partido Comunista de México que garantizó el respeto a las propuestas de la III Internacional.Habia nacido el PCC que inicialmente se proponía ampliar su nivel de presencia social al mundo obrero y al estudiantil.Su surgimiento coincidió con la llegada al poder de Gerardo Machado que desplegó una represión sin límites contra este grupo hasta el punto de encarcelar a Mella y expulsar del país a José Miguel Pérez, sin embargo la iniciativa tuvo continuidad por la acción de un grupo de intelectuales y
lideres obreros que soportaban los más duros años del movimiento Comunista Cubano.El Abogado Rubén Martinez Villena, el escritor Juan Marinello,Fabio Grobart,exiliado procedente de las luchas contra el fascismo en Europa y otros muchos, lograron que el PCC calase en la sociedad cubana.El asedio de líderes comunistas tuvo su punto culminante en la detención de Julio Antonio Mella que fue encarcelado y tras una huelga de hambre de 19 días que termino por una gran movilización popular, se exilio en México para organizar la acción armada contra Machado pero fue asesinado.La llegada de sus cenizas a Cuba fue una nueva prueba de fuerza del movimiento comunista.En general las características del PCC eran básicamente afines a las de las otras organizaciones de la III Internacional Socialista.El liderazgo de Rubén Martinez Villena que no orgánico pero si real,propició que el partido volcase su estrategia en la movilización obrera y la agitación estudiantil con excelentes resultados que tuvieron su punto culminante en Marzo de 1933 con la huelga general y el derrocamiento de Machado.Tras la muerte por enfermedad de Rubén Martinez Villena el movimiento izquierdista cubano perdió a su líder natural pero tanto las organizaciones sindicales como las políticas mostrarían su mayoría de edad asumiendo los nuevos retos.Blas Roca asumirá por este tiempo la Secretaría General del partido.Al estallar la guerra española el PCC era ilegal, pequeño en cuanto a número de afiliados y aún con una limitada capacidad de acción, sin embargo su aportación para luchar contra el fascismo en España fue una prueba de que se estaba consolidado como una alternativa real que había logrado instalarse en el movimiento obrero y estudiantil, sus dos mejores armas para abordar la revolución pendiente y será en esta etapa de huelgas y movilizaciones cuando los comunistas adquieran un gran prestigio ampliando su base social con numerosos obreros procedentes del anarcosindicalismo con especial incidencia en los centrales azucareros.En definitiva el PCC rompió su aislamiento a través de la CNTC y de la labor de había mantenido en la última década Rubén Martinez Villena en el ámbito de los intelectuales y en el mundillo estudiantil en general.

Junto al PCC coexistían otras organizaciones de izquierdas pero en general su presencia será menor en relación a la capacidad de respuesta de PCC solo con la excepción de el trabajo desplegado por Antonio Guiteras, líder progresista que asumía postulados de izquierdas y la mayor parte de las posiciones socialistas pero distanciado del PCC.Guiteras creará organizaciones que cambian de nombre pero que mantienen el mismo ideario y base social,TNT,Unión Revolucionaria y Joven Cuba funcionan bajo su liderazgo hasta su muerte.Otras organizaciones políticas que ejercen la oposición al Gobierno serán el Partido Revolucionario Cubano "Auténtico" que contará con una importante base humana pero se mostrará como una organización dubitativa en los momentos clave del proceso revolucionario cubano, ofreciéndose años más tarde como una alternativa de poder una vez que habían adoptado un programa político que no alteraba en lo esencial al de los gobiernos de la política tradicional cubana.Otras organizaciones importantes en la izquierda cubana de la época serán el Partido Agrario Nacional, la Organización Cubana Antiimperialista los "Auténticos",sector desgajado del
Partido Revolucionario Cubano y que estará liderada por Carlos Prio Socarrás y la "Unión Revolucionaria" que responde a la nueva estrategia de los comunistas cubanos por contar con organizaciones satélite que se inscriban dentro de la legalidad.
Las izquierdas en Cuba protagonizaron por vez primera la acción de gobierno en el gabinete surgido tras el derrocamiento de Machado, donde Antonio Guiteras logró la Secretaría de Estado de Gobernación, responsabilidad clave en el control del ejercito y las fuerzas de seguridad.Se trató de una experiencia breve ya que apenas duró cien días y además contó en todo momento con las dificultades propias de un gobierno en el que coexistían fuerzas reacccionarias e izquierdistas, sin embargo esta etapa permitió vislumbrar la capacidad de los últimos para acometer una profunda renovación en las estructuras de la sociedad cubana.La labor de Antonio Guiteras que con frecuencia fue incomprendido fue netamente revolucionaria como lo demuestran las medidas sociales adoptadas y su pretensión de dotar a la sociedad cubana de una serie de libertades y derechos hasta entonces desconocidos.Para desgracia de las izquierdas esta situación fue tan efímera como convulsa, ya que Fulgencio Batista que ejercía como Jefe de Estado Mayor del Ejercito, protagonizó una serie de incidentes violentos que cortocircuitaron las nuevas medidas del gobierno.Por su parte el presidente del país,Ramón Grau San Martín, de tendencia "Nacional Reformista" se mostró en todo momento incapaz de liderar un gobierno con el que no se identificaba ideológicamente.

Tras la experiencia del gobierno surgido con la caída de Machado, las izquierdas se vieron sometidas a una terrible represión.El 15 de enero de 1934 Batista protagonizaría un nuevo "Golpe de Estado" que en este caso dará lugar a un gobierno de concentración nacional bajo la presidencia de Carlos Mendieta.Los partidos de izquierdas pasaran a la clandestinidad y se producirán reajustes en el modelo de oposición.La formación política liderada por Antonio Guiteras TNT,dará lugar al nacimiento de "Joven Cuba" que se mostrará particularmente activa y junto a estos se producirá un relanzamiento del movimiento estudiantil con la aparición del "Ala Izquierda Revolucionaria".Precisamente serán estos los que en 1935 promuevan una convocatoria de huelga general que será cuestionada por el PCC y por los partidarios de Guiteras dadas las dificultades que esta entrañaba en un contexto de represión total que había debilitado sobremanera la capacidad de acción de las organizaciones opositoras.A pesar de que finalmente todos los grupos de oposición apoyaron esta huelga,la misma fue un profundo fracaso y dejó a las izquierdas muy debilitadas ya que se produjeron gran cantidad de arrestos y deportaciones por no mencionar las ejecuciones cuyo máximo exponente fue el propio Antonio Guiteras.El movimientos estudiantil forma parte del alma de la Revolución Cubana y comienza a gestarse desde los primeros años veinte con Julio Antonio Mella como líder indiscutible pero con otros protagonistas que serán definitivos para la historia de Cuba como el propio Antonio Guiteras, Juan Marinello,Rubén Martinez Villena, todos ellos ideólogos de un nuevo país en construcción menos importante será la labor del mundo estudiantil en lo referente a agitación y propaganda política, con nombres definitivos en el proceso revolucionario tales como Pedro Vizcaino,Moisés Raigorodski,María Luisa Lafita,Rodolfo de Armas.Todos ellos combatirían en España tras haber impulsado la revuelta estudiantil en Cuba.La Universidad contó con una organización de referencia,el Directorio Estudiantil, sin embargo pronto se observará que tras la caída de Machado cuyos exceso habían unido a diversas tendencias, el movimiento estudiantil de desgaja en dos grupos, derechas e izquierdas.Estos últimos crearán el "Ala Izquierda Estudiantil",una organización con mucho nervio y gran capacidad de sacrificio pero como se verá en la huelga de general de 1935,falto de madurez organizativa.

En este contexto se convocaron nuevas elecciones en diciembre de 1935 que recondujeron al país hacia el sendero de los gobiernos formados por coaliciones de partidos tradicionales.El presidente surgido de estas elecciones fue Miguel Mariano Gomez que tomó posesión en mayo de 1936 pero fue destituido en diciembre por Federico Laredo Bru quien contará con márgenes para generar una expectativa democrática en Cuba,legalizando partidos y sindicatos y en general normalizando el ritmo Constitucional de Cuba.En todos los casos la figura de Fulgencio Batista flotaba por encima de estos con el apoyo explicito de los Estados Unidos.Este por tanto será el contexto de las izquierdas cubanas al inicio de la guerra civil en España.La lucha de los grupos opositores por la restitución democrática en Cuba se identificará desde entonces con la lucha contra el fascismo que el Gobierno legítimo de la República Española libraba contra los militares alzados que contaban con el apoyo de los fascismos europeos.La organización de la ayuda material a España y el surgimiento de grupos de voluntarios para combatir en suelo español fueron en esta etapa el motor de las movilizaciones protagonizadas por los partidos y organizaciones de oposición en un contexto de represión y clandestinidad que hicieron muy dificultosa su tarea.

Cuando faltaba aún un año para que la guerra civil española concluyese, se produjo un cambio de estrategia en las esferas del poder cubano que propiciaron una amplia amnistía en mayo de 1938.Se legalizaron todos los partidos incluido el comunista de cara a las elecciones que habrían de convocarse en breve con la pretensión de "normalizar" la situación política en Cuba.En realidad se tratará de una apertura tutelada desde el poder, sin embargo los combatientes cubanos que salieron del país de forma clandestina retornaron ahora en una situación diametralmente distinta.Muchos de los combatientes que retornaban asumieron el liderazgo de estos movimientos y trasladaron sus experiencias en combate a Cuba con la intención de crear una auténtica oposición armada. Definitivamente las organizaciones de izquierda cubanas vivieron la guerra española como algo propio.